Carlos Edwards

Mid-Carrear

Carlos Edwards

1977, España.

La naturaleza de las formas y el protagonismo de la materia La producción de Carlos Edwards presenta un extremo interés por la forma, cuya realización y desarrollo se producen en estrecha dependencia de la materia y en íntima relación con el espacio en el que se instaura. Se trata de formas dinámicas, potentes y constructivas, en las que el rigor geométrico es vencido por los espacios vacíos que también forman parte de la construcción de las esculturas. Estos espacios de silencio son “la presencia de la ausencia formal”.

La obra del escultor indaga sobre los conceptos de tiempo, espacio, materia y espíritu. El espacio queda definido por los diversos planos entrecruzados en la composición formal de la escultura, que es construida por la historia orgánica de la piedra y la intervención del artista. La escultura es un vacío inaprensible o sutil y frágil, es una nueva irrupción en el paisaje.

La singularidad del color va aumentando el dinamismo, así como los espacios internos que se generan, evocando canteras, llegando a remitir lugares habitables los que va interpelando su historia.