Carlos Vidal

Emergentes

Carlos Vidal

Santiago de Chile, 1982

“Lo modular” remite a esa unidad de medida o “molde” que ordena y da forma a todas las piezas que le sucedan. Al respecto, un dato importante es que la palabra molde, deriva del vocablo latino modulus, cuyo significado es medida, y que en este caso se relaciona estrechamente con antiguas investigaciones sobre la armonía compositiva de la naturaleza, donde su germinación y desarrollo están regidos por principios de orden, medida, ritmos, simetrías y proporciones. Al respecto, filósofos y matemáticos como Platón, Pitágoras, Fibonacci, o Luca Pacioli se refirieron a una Divina Proporción presente en la geometría natural; en el crecimiento de las plantas, en la distribución de las hojas en el tallo, en la forma y medida de diversos elementos como las estrellas de mar, como un crecimiento orgánico, un lenguaje en movimiento.

En su trabajo geométrico de módulos tridimensionales desarrollados en diversos formas, que a modo de fractales metálicos, producen como resultado composiciones de geometría desplazada replanteando, además, el cobre como un recurso material parte del constructo cultural chileno, composiciones gráficas de tramas geométricas que dan cuenta de la matriz previa que permite emplazar a  modo de un campo de fuerza, el potencial expositivo de la geometría. En esta forma tan sintética como precisa, no sólo se retorna a la matriz de las formas en la naturaleza.Si bien es clara la influencia de creadores contemporáneos como Wucius Wong, Victor Vasarely, Francois Morellet, Lygia Clark o la chilena Matilde Pérez manifestando una filiación con el arte óptico y cinético de la primera mitad del siglo XX, no es menor el lazo que se establece con el matemático renacentista italiano Luca Pacioli (Umbría, 1445 – Roma, 1517), cuyo libro De Divina Proportione constituyó una obra fundamental para arquitectos y artistas, que muchos siglos antes, buscaron comprender o aplicar los principios matemáticos que han regido la simetría natural, expresada en una correspondencia entre las partes y el total de los elementos de la naturaleza.

Su obra se basa en fotomontajes y fotografías digitales inspiradas en la arquitectura, en la vida urbana, en las líneas, perspectivas y geometría.

La simetría es un elemento que le atrae mucho, sobre todo cuando se manifiesta naturalmente en la ciudad y se relaciona con su entorno. En su trabajo intenta cambiar la percepción del espectador frente a lugares cotidianos, destacándolos y descontextualizándolos al mismo tiempo para poder crear nuevos objetos y elementos.

Mayoritariamente son edificios o espacios comunes que forman parte del entorno urbano los cuales con el paso del tiempo se han convertido en un paisaje transparente y monótono.