Pascale Lehman

Trayectoria

PASCALE LEHMAN

Santiago de Chile, 1963

Las imágenes que evocan el trabajo de Pascale Lehmann están almacenadas en el inconciente y tienen un origen en su propio contacto con la naturaleza, siempre permeable a los cambios, a lo natural que se erosiona con el tiempo, y se va transformando, sin resistencia dentro de sus propias leyes.

Su punto de observación se centra en cómo la naturaleza se va reinventando a sí misma a través de sus propios agentes naturales. Le interesa rescatar la belleza y vida del gesto espontáneo que nace a partir del paso del tiempo. En él se conjugan fuerza y fragilidad, una dualidad necesaria para permitir las transformaciones naturales y hacer que ellas se impongan a nuestros ojos como un objeto atractivo y de interés.

El impulso creativo nace a partir de una idea, que en su proceso se racionaliza y toma forma, muchas veces a través del dibujo. Pero luego en el contacto directo con la arcilla, es la intuición la que domina el trabajo. En este diálogo con la materialidad, el objeto va sugiriendo cambios, y el resultado creativo casi siempre se alejará de la idea inicialmente esbozada. De este modo privilegia la autenticidad del instinto expresivo, y la espontaneidad de la obra.

Su trabajo es un homenaje a la tierra misma, origen de la vida, noble material arcilloso sobre el cual el hombre, casi intuitivamente y desde tiempos memoriales, ha dejado impreso en la cerámica la huella de su arte e historia.